Chara en Zamora sobre el peligro de las redes sociales

En este siglo XXI, no hace falta decir que nuestra humanidad también se hace presente en las redes sociales. Ya pasó aquel primer momento en que hablar de nuevas formas de comunicación era hablar de una revolución en la manera de relacionarnos. Hoy manejamos palabras como Facebook, Twitter, o Youtube en conversaciones cotidianas, y no hace falta ser un experto en tecnología para saber que detrás de ellas se refleja parte de lo que somos. Y por ello también conviene pararse a reflexionar.

Así, nuestro colegio Corazón de María de Zamora propició un espacio en el que formular preguntas a cerca del buen uso que especialmente los jóvenes hacen de las redes sociales. De tal modo, el pasado día 5 de mayo, a través de medios telemáticos, la policía nacional se acercó a sus aulas de la ESO para cuestionar las rutinas e inercias que nos tienen pendientes de avisos y notificaciones en nuestros móviles y dispositivos. ¿Por qué sigo en tal o cual red social?, ¿Qué aporta a la vida y qué resta? ¿Qué imagen doy?, ¿Se corresponde con quien soy o he caído en apariencias? ¿Cuál es el grado de ruido e interferencia que introduce en mi vida ordinaria? ¿Por qué hago lo que hago en la red? Parecen interrogantes muy evidentes, pero no por ello dejan de ser esenciales. Eliminar y simplificar nos ahorrará disgustos, máxime si tenemos en cuenta que en el planeta digital, como en el mundo, se establecen vínculos que al cabo podrían resultar tóxicos. Y sobre este punto pivotó la segunda parte de la charla. Tomar el control de las redes sociales y no dejar que el continuo bombardeo y rutinas expansivas se apoderen de nuestro espacio. “Enviar fotografías por Internet es asumir que ya no te pertenecen, e incluso que podrían llegar a perjudicarte en el futuro”, advirtió el agente de policía.

Es más que evidente el enriquecimiento que genera la comunicación y el compartir contenidos relevantes, pero también lo es el riesgo de vivir siempre hacia fuera, pendiente del qué dirán y actuando en función de una demanda de éxito. “Encajemos las redes sociales en la propia vida, y no permitamos que sea al revés”, finalizó el conferenciante.

Similar Articles

Carnavales en nuestro Col... Como era de esperar, en nuestro Colegio Claret de Las Palmas de Gran Canaria se ha vivido con mucha intensidad la fiesta de los Carnavales, que han
Encuentro de Directivos e... En estos días se está celebrando la primera tanta dentro del X Encuentro de Directivos de los Colegios de la Familia Claretiana. Este encuentro -de carácter bienal-
“Teixim el futur... El Col·legi Claret de Valls abrió el curso con un nuevo lema, “Teixim el futur” (Tejamos el futuro), una llamada a promover una actitud activa y transformadora
Nuestro Colegio de Pola d... Un año más, nuestro Colegio María Inmaculada de Pola de Laviana (Asturias), celebró con entusiasmo e ilusión la Fiesta de María Inmaculada, su patrona. Para ello, llenaron
Un año más Claretianas ... El pasado 4 de diciembre, nuestro Colegio María Inmaculada de Zaragoza realizó su ya tradicional “Mercadillo Solidario”. La respuesta fue magnífica desde el primer momento que abrieron
En Aranda terminan el cur... El pasado 26 de Junio, José Manuel Sueiro, misionero claretiano del Equipo de Titularidad de la Provincia de Santiago dirigió una sesión de formación en torno al
El colegio Claret de Barc... Los pasados 22 y 23 de noviembre el Colegio Claret de Barcelona participamos de la campaña solidaria de ámbito autónomico el “Gran Recapte”. Cada año, un mes
Puerta de entrada a nuest... El Ideario de los Colegios Claretianos es la concreción de la misión apostólica de las Congregaciones de la Familia Claretiana en el ámbito educativo. Dicha misión pretende
Varios de nuestros colegi... Una vez más el diario “El Mundo” ha publicado el listado de los 100 mejores colegios de España. Y entre ellos, de nuevo, aparecen varios colegios de
Semana Solidaria en Gijó... Un curso más, coincidiendo con el inicio de la Cuaresma, en nuestro Colegio Corazón de María de Gijón se ha celebrado la Semana de la Solidaridad. Haciendo